VISITA OFICIAL SAN ISIDORO

Visita Oficial San Isidoro - Fundacion Al Nahda
18-05-16

Visitamos el Enclave Monumental de San Isidoro del Campo en Santiponce, el primer monumento en conseguir el título de Conjunto Histórico-Artístico de interés nacional de la provincia de Sevilla el día 10 de abril de 1.872. 

Recibidos por D. Francisco Manuel García Aguilar, Coordinador del Monasterio; D. José López González, Dña. María José López Sotelo, D. Rafael González García y Dña. Francisca Rosario Mateos Cárdenas, del Grupo Municipal de Izquierda Unida de Santiponce; D. Juan Manuel Cantero Quirós, Concejal del Partido Popular de Santiponce; Dña. Estrella Urbano, Dña. Pilar, D. José Antonio Urbano y D. Antonio Barrios, de la Asociación de empresarios de Santiponce; Dña. Nazaret, de la Empresa Descubre Santiponce y muchas amistades, comenzamos la visita.

Todo fue genialmente organizado no faltando un detalle, circunstancia que agradeció la Excma. Mariam Al Busaibis, el Excmo. Mr. Kamal Mohamad Abed Al Razek Al Zaanin y todos los patronos de la Fundación Al Nahda.

D. Estanislao Naranjo Infante, Director General de la Fundación Al Nahda, nieto de Blas Infante y amante de la Historia, no dejó de tomar fotos de detalles del Monasterio. 

D. Francisco M. Romero Neira y D. Santiago Hidalgo García, Presidente y Vicepresidente de la Fundación Al Nahda quedaron encantados y no dejaron de felicitar a Dña. Francisca Rosario Mateos Cárdenas, Concejala de Izquierda Unida, nuestro contacto en el Ayuntamiento de Santiponce.

En la visita también nos acompañaron D. Evaristo Troya González, Director de Comunicación del Grupo Municipal Socialista de Sevilla y Dña. Eva María Romero Neira, Jefa de Estudios de la Escuela Mercantil de Sevilla.

La Fundación Al Nahda agradece a Dña. Rosario Nimo Maldonado, de la Compañía Nimo Gordillo Luxury; Centro Oficial Lexus Sevilla, que mandase un equipo de profesionales para producir un video y blog fotográfico de la visita.

Finalizada la visita, a las 12 horas, hacemos un recorrido en tren turístico por toda la localidad y nos marchamos al Conjunto Arqueológico de Itálica.

Un poco de Historia del Enclave Monumental de San Isidoro del Campo:

El monasterio fue fundado por D. Alonso Pérez de Guzmán - conocido por el Bueno - y su mujer Dña. María Alonso Coronel en 1.301 para sepulcro de sus cenizas y como testimonio de su piedad, a partir de un privilegio concedido en 1.298 por Fernando IV, Rey de Castilla.

La edificación tuvo lugar sobre una ermita mozárabe que según la tradición fue donde estuvo enterrado San Isidoro hasta su traslado a la Colegiata de León en el año 1.063.

Unida a la primera iglesia, D. Juan Alonso, hijo de Guzmán el Bueno, construyó otra nave, siendo ambas conocidas como las iglesias gemelas.

El Monasterio fue cedido a los monjes Bernardos Cistercienses que estuvieron en él hasta 1.431, fecha en la que fueron sustituidos por los ermitaños de los Jerónimos. En 1.568 fue ocupado por la orden de los Jerónimos, quienes fueron exclaustrados en 1.835 con la desamortización de Mendizábal.

En este Monasterio, a mediados del siglo XVI, se inició la traducción al castellano de la Biblia, llamada Biblia del Oso. 

Los monjes de San Isidoro del Campo fueron los que ampararon a los pobladores de Santiponce el viejo, cuando éste sucumbió bajo las aguas del río Guadalquivir en las inundaciones de 1.603.

El prior del Monasterio dio a los habitantes del antiguo pueblo nuevas tierras más altas sobre la ciudad romana de Itálica, dando lugar al actual Santiponce.

En 1.956 vuelven los Jerónimos quienes permanecen hasta 1.978,  año en el que lo abandonan definitivamente.

Recorrido recomendado:

Iníciese el mismo en el atrio, uno de los vínculos de unión entre Santiponce y el Monasterio - allí estuvo su cementerio hasta finales del siglo XIX - . Contémplese desde allí el carácter de fortaleza del edificio y la espléndida portada mudéjar.

Pasando a la iglesia de D. Juan - segunda en el orden cronológico - apréciese sus elementos góticos y las diferencias que presenta con la de su padre, Guzmán el Bueno; aquélla más baja, sus nervaduras sobre pilastras y con diferentes materiales de construcción.

Obsérvese el Cristo del retablo, posiblemente una valiosa pieza, aunque muy deteriorada. Deténgase un momento delante del sepulcro de Dª Urraca, léase su epitafio y se comprenderá lo que se ha comentado antes. Pásese a la segunda iglesia, la primera construida, y admírese el coro y el facistol, y déjese pasar el tiempo, o mejor, que éste se detenga al contemplar el maravilloso retablo mayor de este Monasterio.

Continúese hacia el claustro de los muertos, apréciese su marcado carácter mudéjar, el doble número de arcos en la parte alta. Deténgase delante de los maravillosos azulejos, elaborados entre 1.515 y 1.529 por Francisco Niculoso Pisano según D. Pedro J. Respaldiza Lama. En la sacristía y fundamentalmente en la sala capitular, admírese las pinturas murales del siglo XV. Vuélvase por el claustro de los muertos, pásese a través de una puerta netamente mudéjar y contémplese la segunda joya de este Monasterio: los frescos del claustro de los evangelistas.

Enlace a publicación: Visita Oficial San Isidoro